PUBLICIDAD

Le pedí a Dios que me dejara ser futbolista para jugar en el Junior": Vladimir

Vladimir Hernández es sin duda alguno uno de los jugadores que dejó una huella imborrable en el Junior de Barranquilla.
El volante se supo ganar a la afición barranquillera en cada uno de sus partidos con la camiseta rojiblanca. Todos rescatan y destacan el gran trabajo que hizo durante su paso.
Hernández, nacido en Arauca, llegó a Barranquilla cuando tenía once años. Su sueño más grande era convertirse "en futbolista para jugar en Junior".
Así lo hizo saber el jugador a través de un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram oficial, en la que tiene 111K seguidores.
Vladimir fue fichado por el Santos de Brasil.

MDCSITE

I'm just a beginner blogger who tried to learn things related to coding which always appears in front of the eye